Home   >   News   >   La digitalización empresarial, un paso fundamenta...

La digitalización empresarial, un paso fundamental para avanzar en la transformación social

La digitalización empresarial supone un proceso de transformación total en las empresas, una auténtica metamorfosis que les permite virar de lo analógico a un entorno digital. Se trata de algo revolucionario que hace que numerosas firmas estén cosechando grandes éxitos, sean más competitivas y retengan mejor el talento, pero que conlleva un gran esfuerzo económico y a otros niveles que está dificultando el acceso de nuestras empresas a estas nuevas tecnologías.

¿Por qué se está produciendo esta situación?

En primer lugar, la Comunidad Valenciana presenta algunas desventajas con respecto a otras comunidades, ya que nuestras empresas están más sectorizadas, disgregadas en el territorio y son más pequeñas que la media nacional. En este tema se está trabajando tanto a nivel privado, con un gran esfuerzo a todos los niveles, como a nivel público con, entre otros mecanismos, proliferación de ayudas y formación (tanto a nivel regional como especialmente europeo) y con iniciativas como INNDIH, en el que participan los principales agentes del ecosistema para fomentar la digitalización empresarial, contando con el apoyo económico de la Comisión Europea, la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Industria.

Todo este acompañamiento y financiación son fundamentales, sobre todo para las pymes, que pueden acceder a estos procesos con mayores garantías y compartiendo riesgos. Sin embargo, como ocurre en todos los procesos de transformación, lo realmente difícil es cambiar la cultura de la empresa y sus trabajadores, desde directores hasta operarios, para que estos procesos tengan continuidad en el tiempo.

El cambio hacia una cultura digital incluye temas complejos como trabajar para “ganar” a futuro, invertir en tecnología y formación, fomentar la autonomía de los integrantes de los diferentes equipos, destinar tiempo a pensar, asumir errores…

Estamos ante un reto no exento de dificultades, pero urgente, ya que nuestras empresas compiten a nivel nacional e internacional. Por eso, es fundamental que todos los agentes como universidades, centros tecnológicos u organismos de innovación de todo tipo las apoyen en su transformación digital y en las nuevas tecnologías disruptivas y que tienen que ver con la aplicación del conocimiento y la innovación.

Esta transformación empresarial es un paso fundamental para la realmente clave: la social. Si las empresas de un territorio mejoran, la sociedad mejora. Supone mayores ingresos para todos, más posibilidades para formación y desarrollo social y la opción de posicionarse como territorios innovadores que atraigan inversión e investigación. Un mejor tejido empresarial es una mejor sociedad.

Más información:
REDIT